jueves, 23 de septiembre de 2021

CANATUR y el nuevo viceministro de turismo 2021

 Semanas atrás escribí un artículo denominado: Nuevo viceministro de Turismo agosto 2021 en este enlace: https://www.turibooks.com/articulos-turismo/nuevo-viceministro-turismo-agosto-2021 y, luego otro con el contenido: Turismo en el Perú: Sin rumbo, sin líder y sin equipo. El fondo de ambos textos es que no termino de entender cómo es que uno de los sectores más productivos del Perú camine sin rumbo, al garete como dicen los pescadores, perdidos en el desierto como diría cualquiera o abandonados a nuestra suerte.



Pero el otro asunto de fondo es que este sector productivo, ahora arrasado, destruido y en colapso no tenga el menor interés de los gobernantes de turismo sobre la verdadera dimensión de la catástrofe para salir del atolladero. Me permito destacar algunas propuestas a este respecto con el firme deseo que me escuchen tanto los gobernantes como mis colegas de CANATUR.

En primer lugar, NO AL CONTINUISMO de los que están aferrados al cargo, vienen del gobierno anterior, no aportaron nada y no se quieren ir.  Merecerían nuestro aplauso si es que hubieran dejado algo trascendente que hubiera marcado cambios, crecimiento, mejoras antes de la pandemia y tras ella.

Respecto de CANATUR, gremio al que pertenece la institución a la que represento en ella, debo de hacerle recordar esta escena acaecida al término del gobierno de Alan García y llegada de Fujimori en 1990. El contexto fue el mismo de hoy. Un país destruido.

Ante ese dantesco proscenio, CANATUR, en la voz de su presidente de entonces tuvo una actitud verdaderamente genial. Ir en busca el presidente de la República y ministro Guido Pennano Allison. Ambos no tenían idea de lo que era el turismo. Pero sí supieron escuchar porque el mismísimo presidente de CANTUR le propuso el nombre de uno de sus afiliados para que sea el viceministro habida cuenta de la insólita situación en la que se encontraba el país. Es decir, designar a uno que sí sabía cómo se juegan los partidos del turismo.

Así fue cómo el gobierno de la época designó al señor Eduardo Ghezzi Giannoni, viceministro de Turismo del Perú a pedido del gremio de gremios. ¿Cuál es la lección aprendida?

Mensaje al actual presidente de CANATUR, señor Carlos Canales:

Soy testigo de sus batallas por representarnos a todos, rescatar y salvar el turismo nacional con sus comunicaciones, reuniones, llamadas, reiteraciones, pedidos, en fin. Pero en esta hora fatal, le recomiendo proponer una terna de los varios potenciales viceministros de turismo que tenemos al interior de CANATUR al presidente Castillo. Tenemos claro clarito que ellos no tienen ni un solo cuadro en turismo. Solo tienen patas.

No sé si el actual ministro Sánchez quiera aceptar algo así. Pero hagamos fuerza colectiva y pública para ser escuchados. Reitero: fuerza colectiva y pública.

En las semanas que corren, ya van casi dos meses y no tenemos líder, equipo ni planes. Ante un sector en cenizas, requerimos a los cuadros más calificados con pergaminos universitarios en turismo, vida empresarial, gremial, profesional, es decir que haya jugado varios mundiales, copas libertadores y champions leagues para salir de esta pesadilla.

Pero los que han llegado no están a la altura y no han jugado ni siquiera un interbarrios, sin experiencia para manejar la cosa pública en la dimensión  nacional. ¿Con ellos vamos a reconstruir el sector? La respuesta es obvia y yo sí realmente estoy muy preocupado con lo que pasa en el sector al que pertenezco más de 5 décadas.

domingo, 12 de septiembre de 2021

Turismo en el Perú: Sin rumbo, sin líder y sin equipo

 La toma de mando de los nuevos gobernantes del Perú, los 28 de julio de cada 5 años, tiene ribetes de formalidad, esperanza, aplicaciones de planes y presentaciones de las cabezas de los sectores. Luego de ser testigo de los cambios de gobierno en los últimos 50 años, tengo una idea bastante clara de este tema al reconocer las presentaciones de los ministros, viceministros y autoridades. Aunque no todos han sido santos de mi devoción, en lo que al sector turismo se refiere, he conocido casi a todos por haber trabajado bajo sus mandos o sencillamente saber de su ejecutoria en la gestión sectorial.



con la llegada del actual presidente de la República, señor Pedro Castillo, ha sucedido algo insólito. Su gabinete ha sido objeto de múltiples condenas y acusaciones por los graves antecedentes policiales, de Contraloría, fiscalía y judiciales de varios de su equipo que nos ha dejado con un mal sabor.  

En el sector turismo, el nuevo ministro, sicólogo de profesión, le toca desempeñar un papel de amateur habida cuenta de su ninguna experiencia profesional, gremial, empresarial y menos en conocimientos. No es el primero que llega en tal posición. La verdad sea dicha. Pero en turismo, una actividad tan especializada, nos ha tocado por enésima vez, mala suerte. No tenemos viceministro, directores generales verdaderamente calificados en turismo, hotelería y gastronomía, no se nos ha presentado un plan de lo que van a hacer en los próximos 100 días de gobierno. Ya van 45 días. Cero balas, cero puntos.

Es grave por la incertidumbre que genera en un sector cuasi destruido y en colapso total. Sin ayuda ni comprensión de lo que les pasa a sus miles de emprendedores y microempresarios que generan por sí solos un millón y medio de empleos sin decirles qué van a hacer en los próximos 5 años, cuáles sus grandes planes. Muy grave. Tal vez sea esta la estrategia. No decir nada.

Pero en la gestión tanto pública como privada operan tres variables inevitables: el plan, el líder y el equipo. Por tanto, no tenemos a ninguno de esos elementos sustantivos para caminar y retomar el camino de marzo del 2020. Desastre. Al mismo tiempo, es un aviso claro del lugar que ocupamos para este gobierno.

Ante este escenario, no queda de otra que autogobernarnos con la autoridad regional, municipal, provincial y distrital, formar mesas de trabajo del sector privado con sus gremios y asociaciones con las autoridades que existen, proponer lo primero de toda prioridad: Lograr que nos vacunemos todos. Las campañas de PROMPERU con el MINSA deben de tener este camino para impulsar con fuerza el turismo interno. Debemos de medir la velocidad de la vacuna cuya programación está prevista para el cercano diciembre y lanzar una tarea gigante de marketing de recuperación de navidad, año nuevo y el verano.

Si las nuevas autoridades apareciesen, mesas de trabajo quincenal o mensual para supervisar lo que hacen y lo que no hacen. No queda otra.

domingo, 22 de agosto de 2021

Turismo, el sector de segunda categoría

 En el IV Congreso de CANATUR celebrado en 1983[1], Don Carlos Ruibal Franco, acaso el presidente de ese gremio más lúcido de los que he conocido, en su discurso de orden, estuve allí escuchándolo, sentenció esta frase en un documento editado más tarde en los siguientes términos: ...el turismo es un sector nuevo, reconocido a medias dentro de la economía del país. En realidad, en 1983 el turismo peruano ya tenía 51 años y no éramos tan nuevos.  

Pero en estos momentos, desde que fue creado oficialmente el turismo en el Perú desde 1932 ya cargamos a cuestas 89 años de vida sectorial. Pero desgraciadamente seguimos siendo una actividad reconocida a medias dentro del país tal como lo sostuviera el señor Ruibal en aquel congreso de CANATUR.

Sin embargo, se agrega otro ingrediente más. Somos reconocidos a medias por los partidos políticos si es que los tenemos, sus dirigentes, ministros, congresistas y, hasta de alcaldes y regidores como un sector clave en la economía del país por un total y completo desconocimiento de lo que verdaderamente representa como uno de sus motores más trascendentes. No ahondaré más sobre su significado para la vida de las Naciones.

Veamos la reciente y desafortunada iniciativa del señor Ciro Gálvez, ministro de Cultura quien tuvo la infeliz idea de fusionar el turismo con ese ministerio por cuenta y riesgo si consultar a nadie en su gabinete de ministros, menos a los interesados, ni a su propio colega del MINCETUR. Resultado final: pidió disculpas por el malentendido. En realidad, todos entendimos bien lo que quería hacer menos él.

En la elección de las comisiones del Congreso de la República 2021-2026, el partido de gobierno Perú Libre perdió tomar las presidencias de aquellas en las que estaban interesados por su falta de pericia, gestión y viveza donde se gana con consensos y votos. Perdieron todo. En ese escenario, les tocó lo que la prensa ha llamado comisiones chauchilla.

El congresista oficialista Edgar Tello reclamó que la oposición haya “impuesto sus acuerdos”. “Nos dejaron sin ninguna comisión importante. Deja mucho que pensar con miras a la investidura del Gabinete Ministerial”, dijo.[2] Una de las de sin ninguna importancia es la de Comercio Exterior y Turismo. Queda bastante claro lo que significamos para estos señores

Algunos medios de prensa también opinan en el mismo sentido al recoger este comentario: Qué duda cabe en el tema del reparto de comisiones donde Perú Libre, por falta de muñeca y experiencia sufre su segunda derrota. Sólo el partido de Gobierno se quedó con el ripio o con chauchillas, si hablamos en el argot criollo[3].

Está demás señalar que en lo que va de lo manifestado por el presidente Castillo y sus acompañantes en el gobierno sobre la reactivación de la economía nacional, no hemos escuchado ni una solo mención sobre el papel que va a desempeñar el turismo en ese escenario de reconstrucción.

Una vez más sostengo que el problema de fondo sobre un sector de segunda categoría no es de los políticos o los que quieren hacerse pasar como tales sino es nuestro. A sabiendas que los que llegan al poder lo hacen con el reducido conocimiento tradicional que la economía del Perú es la agricultura y minería no hemos sido capaces de llevar el mensaje del turismo a esta clase de gobernantes.

Entonces surge una contradicción sublime. El sector que produce con los mayores valores agregados nacionales y genera más empleo es el que peor trato recibe, es decir, la indiferencia en las grandes decisiones. Una pequeña contribución expresada en este cuadro que suelo publicar para ilustrar a los gobernantes que llegan de cuando en cuando para que tomen nota de qué se trata:

Ranking de los motores de la Economía del Perú.

Exportaciones totales en US$

 

1

2

3

4

5

1986

Cobre

Turismo

Petróleo

Plomo

Zinc

1990

Cobre

Turismo

Petróleo

Plomo

Zinc

1995

Cobre

Turismo

H. de Pescado

Oro

Textiles

2000

Oro

Turismo

Cobre

 Harina de P.

Textiles

2010

Cobre

Oro

Turismo

Agropec.

Textiles

2019

Cobre

Oro

Agropec.

Turismo

Zinc







Un mensaje al Doctor Carlos Ruibal al cielo: Todavía seguimos siendo un sector reconocido a medias.

[1] Anales del IV Congreso de CANATUR, 1983. Pág. 9

[3] https://lagransaladenoticias.net/index.php/2021/08/12/peru-libre-se-quedo-sin-comisiones-estrategicas/

Roice Zeballos Rivadeneyra. 12.08.2021

 

 




lunes, 16 de agosto de 2021

Presidente de Chile se reúne con sus directores regionales de turismo. ¿Y por acá?

 En una demostración clara de lo que significa una política de Estado en medio de una crisis grave, el presidente Piñera nos da un pequeña lección de visión de gobernante para sacar adelante, también para ellos, uno de los motores de su economía. Convocó a sus 16 directores regionales de turismo de SERNATUR con un solo propósito: la reactivación segura del turismo en el país sureño. Esto ocurrió la semana pasada.

 Me sorprende saber que allí mismo se reunieron altos representantes de otros ministerios vinculados con el turismo como el de Agricultura, Obras Públicas, Bienes Nacionales, Desarrollo Regional, Banco del Estado y la Corporación de Fomento de la Producción. Todos ellos encabezados por su presidente, ministro de turismo y su directora nacional. 


       Presidente Piñera con  sus 16 directores regionales de turismo.

      Foto. SERNATUR

Esta afirmación es en realidad un pequeño mensaje al nuevo ministro de turismo peruano, psicólogo señor Roberto Helbert Sánchez Palomino para que observe cómo el país vecino maneja las cosas, la forma de encarar una crisis para un sector trascendente para ellos, su capacidad de convocatoria a todos los protagonistas del Estado involucrados y la rapidez en la acción. Pero también es un mensaje a sus bisoños directores generales a quienes acaba de elegir. 

Les hago saber que Chile se encuentra más arriba que  nosotros en el ranking de llegadas internacionales de América sin que ellos tengan maravillas del mundo. Es a puro marketing  y altos conocimientos de estrategias de posicionamiento, la noción de competitividad, gestión con la actividad privada y la política de su presidente. 

¿Y por acá, cómo andamos? 

Bueno, ya me pronuncié sobre este caso la semana pasada. Mi resumen de lo señalado es que necesitamos políticas de Estado como la del presidente mapochino, profesionales en turisnmo de muy alta calificación y no aficionados o empleados municipales o de otra oficina pública que les falta mucho para confiar o creer en ellos.

Tan pronto el nuevo ministro sea ratificado en su cargo cuando el Congreso de la República le dé el visto bueno y apruebe el Plan de Gobierno del premier, en el que aspiramos oir la forma en que va a rescatar el turismo peruano luego del desastre, nos pronunciaremos en forma  constructiva  y aportado como lo venimos haciendo años atrás desde mis libros y artículos publicados en la red.   

Hay muchas propuestas para reactivar el turismo. Las más trascendentes e inmediatas son las  invocadas por el sector privado con justa razón:  el rescate financiero, tributario y laboral de las miles de empresas que forman parte del sector. El embrollo del aforo en Machu Picchu y la apertura de los puestos fronterizos de Tumbes y Tacna. Pero allí no termina la cosa ni mucho menos. Eso es para reactivar pero la visión de Estado debe ser de otra dimensión. 



sábado, 7 de agosto de 2021

Nuevo viceministro de Turismo agosto 2021

La designación del gabinete Bellido de parte del presidente de la República ha sido el detonante explosivo que ha generado protestas, reclamos, revueltas, críticas y disconformidad por la designación de ministros de Estado sin las calificaciones ni experiencias profesionales o empresariales en sus respectivas carteras. El caso del MINCETUR es uno de ellos.


El señor Roberto Sánchez Palomino, designado como cabeza sectorial es psicólogo de profesión y con una larga data de funcionario público en distintas tareas. Ninguna en turismo. La jefa de asesores de su gabinete ministerial es la Sra.  Aída Salas. Tanto él como dicha señora han sido denunciados ante la Contraloría General de la República con sendos expedientes según señala la Unidad de Investigación del Diario El Comercio como responsables y tendrán que responder ante la justicia. La fuente de este párrafo es:

https://elcomercio.pe/politica/gobierno/ministro-roberto-sanchez-y-su-asesora-fueron-hallados-responsables-de-irregularidades-en-informes-de-la-contraloria-noticia/?ref=ecr

Ayer el presidente Castillo dijo algo que ha sorprendido: Hoy me estoy convenciendo, incluso, que hay personalidades que están llegando con carpetas bajo la mesa, que están haciendo algunas llamadas, introduciendo algunas personalidades con la finalidad de seguir con estas viejas mañas que se han venido dando en el escenario político y no lo vamos a permitir.

Pero ha añadido más:  Vamos a hacer de nuestro gobierno un gobierno con transparencia, un gobierno eficiente y quisiera pedir a través de los medios de comunicación a todos los compatriotas que no piensan como nosotros, que no sienten como nosotros, que nos ayuden no solo a ver a las personas que están en un puesto.

Dicho así, nos permitimos decirle lo siguiente:

Señor presidente:

El turismo es una de las actividades salvadoras de la economía del Perú. Pero nos hemos caído y estamos en bancarrota y colapso total. Absolutamente total. No redundaré en detalles que alguien de su entorno debe de saber. Pero para salir de esta hecatombe necesitamos que su gobierno designe a los mejores cuadros profesionales del turismo y hotelería del Perú que los tenemos. Aquí no vale la experiencia sino el conocimiento. Sería repulsivo tener a uno de esos que usted califica como de viejas mañas para medrar por ser pata de alguien de arriba.

No se vaya a equivocar al nombrar al viceministro de turismo. Tal vez sea el pata del ministro otro que no sabe de turismo. Por Dios santo, no nombre a uno que tenga experiencia. Ya he visto pasar en 5 décadas a los que tienen experiencia y ningún conocimiento de cómo funciona el mercado y las demás aristas sectoriales que debe de saber. Debe ser un experto con títulos y pergaminos en turismo y hotelería y no un advenedizo. Para recuperar este poderoso motor debe de traer usted a un jugador de las grandes ligas y no uno que está en el interbarrios. Sería una catástrofe final.

Sin embargo, su ministro Sánchez Palomino ya empezó con la patería de siempre designando a dos directores generales del viceministerio de turismo en puestos claves quienes de turismo cero balas, cero puntos. Veamos:

El ministro ha designado al Sr. Eduardo José Azabache Alvarado, Director General de la Dirección General de Estrategia Turística del Viceministerio de Turismo del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo mediante Resolución Ministerial Nº 127-2021-MINCETUR

Es bachiller en ingeniería e ingeniero industrial por la Universidad de Piura y cuenta con una maestría en proyectos de inversión por la UNI. Ha sido funcionario público de la Municipalidad de Trujillo y en el Gobierno Regional de La Libertad, asesor de la Universidad César Vallejo y candidato fallido por APP en las recientes elecciones parlamentarias.

Es decir, el nuevo directivo del viceministerio de turismo no tiene una sola hoja en word de estudios superiores en turismo, investigación, logros, publicaciones y resultados que garanticen nos ofrezca estrategias turísticas a nivel nacional con sapiencia y experiencia en esta difícil materia y, por tanto, sacarnos del atolladero.

En cuanto al nuevo Director General de la Dirección General de Políticas de Desarrollo Turístico dignado con Resolución Ministerial Nº 128-2021-MINCETUR, señor José Antonio Espinoza Huerta es bachiller en Educación, titulado como profesor de Ciencias Sociales y Turismo por la Universidad Sánchez Carrión de Huacho, maestría en Gestión Pública por la U. César Vallejo y  doctorado en Administración.  El señor Espinoza es el que va a proponer políticas de desarrollo turístico para que el sector crezca.  Estos dos señores a quienes sometemos a escrutinio público seguramente son buenas personas pero para jugar este partido de final, no dan la talla.

Aquí no funciona la meritocracia ni las competencias que exigen estos cargos sino ser pata del ministro. Así es cómo opera la organización pública del turismo peruano que este año cumple 89 años a cuestas con las mismas taras.  

domingo, 4 de julio de 2021

Ojo nuevo gobierno del Perú. Turismo, motor de la economía.

 Me ha sorprendido sobremanera que un ministro de Estado, el señor Waldo Mendoza Bellido, titular de Economía y Finanzas, haya reconocido que el turismo debe ser un motor de la economía[1] del Perú en el escenario de reconstrucción de su desarrollo con la llegada de un nuevo gobierno a partir del 28 de julio 2021. No solo eso, ha señalado que el actual sustento del crecimiento está basado en la minería y agroexportación y que debería de agregarse a esa oferta de crecimiento el turismo, la industria forestal y la acuícola.

Creo que esta declaración hecha de buena fe merece ser analizada. Cito de manera expresa sus comentarios: El ministro resaltó que estos motores económicos deben cuidarse y no subestimarse, pero es necesario no sumar nuevas industrias para aprovechar el potencial que se tienen en el país y aplicar políticas sectoriales. Necesitamos claramente más motores. Creo que el Perú no puede seguir funcionando solo con dos motores. Tenemos un potencial inmenso en varios aspectos y actividades del país. Entre los sectores que consideró que podrían desarrollarse están: la industria forestal, la producción acuícola, y el turismo.

En primer lugar, debo señalar al ministro que el turismo ya era uno de los motores de la economía del país. Veamos los registros de la Balanza de Pagos y, por consiguiente, de los productos de mayor exportación y, la Balanza de Servicios publicados por el Banco Central de Reserva que vengo difundiendo hace años en mis libros.  

Hemos ocupado y, los seguimos siendo ahora, uno de los primeros lugares de esos motores invocados por el ministro con varias ventajas competitivas superiores respecto de sus competidores de la economía nacional a saber: ofrecemos 100% de valores agregados de manufactura nacional,  cientos de puestos de trabajo directos e indirectos, urbanos y rurales, protección de los recursos naturales, capacidad exportadora al 100%,  calificación de cuadros menos costosa, las inversiones son desde micro hasta gigantes.

Es interesante lo señalado por el ministro, pero me sorprende verdaderamente que siendo un profesional de enorme jerarquía recién haya descubierto que el turismo es el sector más potente de todos por su envergadura y efecto multiplicador respecto de las otras actividades. Su propuesta de incorporar a tres nuevos sectores para diversificar la matriz productiva del Perú viene siendo demasiada obvia habida cuenta que los números hablan por sí mismos en el cuadro que les muestro a continuación difundido hace 35 años en mis obras.

 El turismo en el Perú viene desde 1932 creado oficialmente por el Estado Peruano mediante ley de la República. De allí para acá, tenemos 89 años a cuestas. Sobre el papel, el turismo goza de una política de Estado preferente. Pero tenemos que recordarle al ministro y a sus antecesores y a los que vengan que a pesar de las normas nunca hemos sido verdaderamente un sector a la altura de otras que, produciendo menos, ofertando menos empleos y menos valores agregados gozan de ventajas, preferencias e incentivos. Es decir, el mundo al revés. Los números hablan.

Ranking de los motores de la Economía del Perú.

Exportaciones totales en US$

 

1

2

3

4

5

1986

Cobre

Turismo

Petróleo

Plomo

Zinc

1990

Cobre

Turismo

Petróleo

Plomo

Zinc

1995

Cobre

Turismo

H. de Pescado

Oro

Textiles

2000

Oro

Turismo

Cobre

H. de Pescado

Textiles

2010

Cobre

Oro

Turismo

Agrope-

cuarios

Textiles

2019

Cobre

Oro

Agrope-

cuarios

Turismo

Zinc

 



Fuente: MINCETUR / BCR. Memorias Anuales.

El BCR registra el turismo, en la Balanza de Servicios, bajo las partidas: Viajes y Trasnporte según recomendación de la OMT

Entonces, está bastante claro que hemos sido siempre uno de los principalísimos motores creciendo porque Dios es grande pero no por una política de Estado que provenga de la comprensión de su contenido y potencialidad. Ahora bien, estando aquí la llave del problema de fondo cual es la reconstrucción de la economía peruana, le toca al gobierno que llegue asumir el futuro del sector tal como es ahora, o con cambios profundos y sustanciales.

Mensaje al nuevo gobernante:

Tienen entre manos luego que nuestro pueblo culmine con su vacuna, abrir el turismo en todos sus frentes, inicialmente con el interno, poderosa herramienta del crecimiento y generador de riqueza especialmente a los miles de microempresarios y emprendedores entre los que incluimos a artesanos, taxistas, guías, restauranteros, hoteleros, mozos, cocineros y una interminable lista.

Cuidar de poner en el mercado destinos seguros, con protocoles y procedimientos de sanidad.

Elevar la calidad de los servicios exigiendo certificaciones y acreditaciones en todos los negocios.

Sobre la diversificación de la oferta, no se hace con proyectitos de un sol o de un sol cincuenta. Se hace con grandes proyectos al estilo COPESCO, pero no el de ahora sino el de antaño que invirtió 99 millones de dólares en Cusco y Puno. En fin, será imperioso seguir recomendando al nuevo gobernante de turismo cuáles serían sus líneas de trabajo habida cuenta que lo que han escrito en su planes de gobierno que corresponde al sector es una lágrima.

 [1] Fuente: RPP. Foro Virtual Economía Peruana: La agenda pendiente tras el bicentenario. 01.07.2021